Corte Interamericana de Derechos Humanos

Directores del Comité

Resumen del Comité

Tema A - Fernando Rodríguez González vs. México

En Octubre del 2004, el señor Fernando Rodríguez González presentó su caso a la CIDH ya que sus

derechos habían sido violentados. Fue detenido y torturado ilegalmente, se le mandó a juicio tras dar una confesión obtenida bajo tortura. Al señor Fernando y a la señora María Eugenia Ramírez Árauz se le acusa del homicidio de José Francisco Ruiz Massieu. El caso fue llevado a la corte hasta en el 2004 pero ambas detenciones ocurrieron en 1994. Rodríguez fue detenido el 10 de Octubre de 1994, estuvo en prisión por dos días y medio. En estos días él fue torturado de manera violenta: no le dejaban dormir, lo mantenían despierto todo el tiempo, lo golpeaban en los oídos hasta quedar sordo, lo mantenían atado de manos y pies y vendado. Lo asfixiaron con agua mineral y los policías saltaban en su estómago. A la señora Maria Eugenia la detuvieron el 4 de Octubre de 1994, y fue igual torturada por medio de golpes, humillaciones y violación sexual. Los hijos de Maria Eugenia fueron llevados a comisaría a persuadir a su madre de confesar los cargos del homicidio. Ambos menores de edad, con 13 y 8 años. La jurisdicción federal no era competente para llevar el caso ya que el homicidio era competencia de la jurisdicción del Estado, no federal. El Estado mexicano sólo se hizo cargo de responsabilizar a los inculpados de estas violaciones por el delito de abuso de autoridad y los policías que cometieron las torturas solo fueron acusados de sanción administrativa. Es por esto que se trae a la Corte, ya que la víctima argumenta que sus derechos de acceso a la justicia fueron violentados. 

 

Tema B- Caso Rodríguez Vera y otros (Desaparecidos del Palacio de Justicia) vs. Colombia

En Noviembre de 1985 el grupo guerrillero M-19 tomó violentamente las instalaciones del Palacio de

Justicia en Bogotá, Colombia. Tuvieron como rehenes a las personas que se encontraban dentro (magistrados) y provocando muertes. Como respuesta a esta operación, las Fuerzas Armadas comenzaron un operativo para recuperar el Palacio, mediante el uso de armas automáticas (granadas, bombas, roques, etc). Provocando tres incendios que destruyeron casi por completo el edificio y acabaron con al menos 94 vidas humanas; aunque se desconoce la cifra exacta. Además, el Estado de Colombia alteró gravemente la escena del crimen y modificó las autopsias. La fuerza pública interrogó a los sobrevivientes del enfrentamiento. Todos aquellos que no se encontraron sospechosos de apoyar al M-19 con el ingreso al Palacio, fueron enviados a sus residencias o centro hospitalarios. Sin embargo los que fueron identificados con el M-19 fueron retenidos en bases militares y torturados. Carlos Augusto Rodríguez (cómplice del M-19) e Irma Franco Pineda (guerrillera del M-19) junto a otros 9 civiles fueron desaparecidos forzadamente luego de sobrevivir los hechos y hasta la fecha se desconoce su paradero. A excepción de una de las víctimas, cuyos restos se encontraron en 2001 en la fosa común del Cementerio del Sur de Bogotá. Los familiares de las personas desaparecidas y torturadas exigen justicia, ante la Corte IDH, al Estado colombiano por las violaciones de derechos humanos cometidos en estos sucesos iniciados por el mismo grupo guerrillero. 

© 2020 DALE NICARAGUA - ALL RIGHTS RESERVED