Consejo Permanente de la OEA

Comité presencial

Límite: 22 delegados

Directores de Comité

Estefanía Bautista.png
Estefanía Bautista
Verónica Navarrete.png
Ashley Cantón.png
Verónica Navarrete
Ashley Cantón

Resumen del Comité

La Organización de Estados Americanos (OEA) es una asociación regional de 35 miembros estatales fundada en 1948. En este foro los estados miembros del hemisferio occidental abordan pacíficamente los desafíos más importantes que sufre el continente americano, con el objetivo de garantizar y mantener las relaciones entre los integrantes para asegurar el bienestar económico y la seguridad de la población.  Cabe recalcar que la función principal de este organismo se basa en la búsqueda en la construcción de mejoras para mejorar la calidad de vida de los habitantes americanos junto a la promoción y defensa de sus derechos. En este comité, los delegados representarán a los países miembros del Consejo Permanente de la OEA para debatir los subsiguientes temas: Trafico de menores y Control de Armas. Asimismo, brindarán soluciones ante las problemáticas mediante el fortalecimiento de la paz y la seguridad promoviendo los derechos humanos para así llegar a un desarrollo social y cultural en América. Deseamos otorgarles una experiencia enriquecedora en la cual logren desarrollar sus habilidades de liderazgo, investigación, comunicación, dominio y aprendizajes.

Temas

TEMA A: Tráfico de menores en las Américas.

     

La ACNUR define como la trata la utilización en beneficio propio y de modo abusivo las cualidades de una persona en contra de su voluntad. La explotación de la persona puede dar en términos de explotación sexual, trabajos o servicios forzados, esclavitud o extracción de órganos. La OIT estima que hay 2,4 millones de personas que son obligadas a realizar trabajos forzosos y en su mayoría el 80% son mujeres y niñas que se ven forzadas por explotación sexual y manipulación psicológica. Las acciones propiciadas por los tratantes son flagrantes violaciones a los derechos humanos porque incluyen rapto, encarcelamiento, violación sexual, esclavitud sexual, privación de alimentos y prostitución forzada, las víctimas también enfrentan consecuencias devastadoras como el alto riesgo de adquirir enfermedades de transmisión sexual. Los factores comunes que propician dicha vulnerabilidad son la pobreza, que lleva a las familias a abandonar a los menores en manos de traficantes en la creencia de que lograrán un futuro mejor; en crisis humanitarias, donde lo verdugos aprovechan las situaciones de caos para raptar a sus víctimas, en conflictos armados, donde los niños suelen ser empleados como soldados por lo fácil que resulta manipularlos; incluso existen casos de menores procedentes de países en vías de desarrollo que son objeto de trata para luego ser adoptados en países desarrollados. De acuerdo con datos ofrecidos por UNICEF, cada día 4.000 niños y niñas son víctimas de trata. 

 

Es esencial no solo realizar investigaciones para encontrar a los culpables, también debemos de tener en cuenta el factor social y realizar políticas que abarquen los objetivos de otorgar protección y asistencia médica y psicológica a las víctimas, posibilitar de manera real su reinserción en la sociedad, y, de vital importancia, prestar una gran atención a situaciones de vulnerabilidad para lograr erradicar los factores que convierten a algunas personas en víctimas potenciales: pobreza, escaso nivel de estudios, situaciones de conflicto, etc, de igual manera aumentar los mecanismos de protección con los que cuentan las víctimas de trata. 

TEMA B: Reforzamiento del control de armas en el continente americano.

 

Establecer y respaldar mecanismos regionales que auxilien la  coordinación internacional eficaz para controlar la violencia e inseguridad a raíz del control ineficaz de armas incluyendo sus medidas para su uso, el seguimiento de su estatus, y reglamentos de exportación. 

La problemática contemporánea ante la violencia con armas de fuego es considerada una violación de los derechos internacionales de la humanidad, pues atenta contra las ideologías establecidas del derecho a la vida. El comercio de este artefacto, con escasez de limitaciones a nivel global, carga la culpa del sin número de víctimas de homicidios, heridos, inestabilidad sociopolítica, inestabilidad económica, el abandono de hogar a causa de conflictos armados, entre otros. Sin embargo, la falta de seguimiento y aplicación por parte de poderes autoritarios nacionales al no respaldar su mercadeo con normas estrictas ante la exportación destina que las armas adquiridas en el marco legal se orienten a su venta y compra ilícita. Pero ¿qué reacción podrían tener los organismos civiles propietarios, con la declaración de un nuevo modelo que auxilie la  coordinación nacional eficaz tanto de las políticas nacionales como de los esfuerzos de los organismos encargados de hacer cumplir leyes que aseguren la seguridad interrumpida por el control inapropiado de armas? Esto es algo que no se puede responder sin la contribución externa y el consenso de múltiples naciones para reducir las diferencias judiciales sobre el manejo de los tipos de armas legales en el país o al extranjero, al igual que sus permisos de exportación. 

Aunque las diferencias entre los países para lidiar con esta problemática son bastante amplias, la crisis de derechos humanos está cada vez más presionada por la venta y transferencia del artefacto que ha demostrado contribuir a nada más que un círculo vicioso donde la inseguridad conduce a una mayor demanda de armas, que a su vez engendra mayor inseguridad. El tema estará enfocado en el compromiso que tendrá que dar cada nación para garantizar un control eficaz del uso de armas atentando contra el tráfico fronterizo ilegal. Por ende esperamos que cada delegado refleje su compromiso con la seguridad internacional al establecer y respaldar mecanismos regionales (existentes) para controlar el tráfico de armas, las medidas para su uso, y el seguimiento de su estatus para reducir la violencia e inseguridad.